lunes, 5 de noviembre de 2012

Indignación



El presupuesto del Estado para el ejército no ha disminuido en nada. El presupuesto para antidisturbios ha aumentado un 18%. Los recortes en sanidad y educación son constantes por orden de Merkel. Merkel hoy ha suprimido la tasa de 40 euros al año que pagaba cada alemán por ir al médico por ineficaz.

Cuatro niñas han muerto en el Madrid Arena porque ningún estamento de los gobiernos ¿autonómico, regional? ha garantizado el cumplimiento de las leyes que existen para evitar estas situaciones. Dichos gobiernos no han asumido ni piensan asumir responsabilidad alguna, aunque sea de palabra, por la dejación de sus funciones. 

El ejército tiene una enorme deuda contraída con entidades de crédito porque compró a plazos un super barco de miles de millones que no puede pagar y que no necesitamos para nada. Mientras tanto está encantado de haberse conocido porque ha comprado dieciocho helicópteros carísimos e inútiles gracias a un préstamo buenísimo. Este préstamo estupendo se ha unido a la deuda anterior y ha sido refinanciado con unas condiciones estupendas por lo que, a juicio del ejército, estos helicópteros no nos han costado nada. Lo cual es un coste fenomenal para unos objetos que no queremos para nada.

Si eres pobre te desahucian, si eres rico te refinancian. Que es como decir que pides más dinero para deber aún más dinero con la certeza de que cuando definitivamente quiebres serás "demasiado grande para caer" y te salvarán con el dinero que obtendrán de recortar en profesores, que no en pistolas.

Mientras tanto estamos todos indignados porque Cataluña se quiere independizar de España. ¡De España, nada menos! Y eso no lo permite nuestra constitución. La carta magna, ese documento que lo es todo. Sí, ese documento inamovible y sagrado que hace un par de años cambiaron por la puerta de atrás el PP y el PSOE para, a petición de Alemania, añadir un dato estúpido de déficit obligatorio imposible de cumplir. Que aunque es imposible de cumplir vamos de todas maneras a intentarlo recortando en profesores y en médicos ¡que no valen para nada! Porque si uno enferma, bueno, para eso están los 18 helicópteros carísimos que pueden llevarle a los hospitales de Alemania, donde trabajan todos los médicos españoles que han sido expulsados por los recortes. ¡Porque hay que cumplir el déficit! ¡Aunque sea imposible!

¿Qué España es esa de la que está tan feo independizarse? ¿Esa que es importante mantener unida? ¿La que juega bien al fútbol? ¿En serio?

¡Feliz lunes!

3 comentarios:

  1. HOla, Chulo, bienvenido y gracias por el comentario.

    ResponderEliminar
  2. Breve, conciso y claro...
    Te sigo
    Besos

    ResponderEliminar