martes, 7 de mayo de 2013

Tartar de atún

 
 
Interrumpo mi silencio para contaros que he preparado un tartar de atún cojonudo. No es que tenga nada que ver con la temática usual de este blog, por otra parte heterodoxa, pero es que verdaderamente me ha quedado cojonudo.

viernes, 8 de marzo de 2013

Dopaje y antidopaje

Se ha aprobado una nueva ley antidopaje que persigue aún más al entorno directo de los responsables.

Para que esta ley, como todas, se cumpla, ha de ir acompañada de operaciones policiales así como de acciones judiciales. Ninguna de estas cosas es gratis, es más, yo diría que consumen ingentes recursos de los cuerpos de seguridad del Estado.

Todo esto para impedir que médicos, enfermeros y químicos envenenen a unas personas que desean fervientemente ser envenenadas y lo hacen por voluntad propia.

Supongo que es para defender la limpieza de unas competiciones deportivas que en modo alguno sirven al conjunto de la sociedad, como no sea de divertimento.
Para mí esto es tan raro como si el estado persiguiera a aquellos que hacen trampas en el mus. 

Si dependiera de mí el dopaje sería perfectamente legal. Y si alguien quiere instaurar una competición en la que éste esté prohibido tendrá que apañárselas con su dinero para garantizarlo.

jueves, 21 de febrero de 2013

Los abonos jóvenes no se venden porque son una mala oferta

¿Quieren vender entradas a los jóvenes?

Yo se lo explico: vendan a los jóvenes las entradas, cualesquiera, los abonos, cualesquiera, a mitad de precio. Lo mismo barreras que andanadas. Cualquiera que sea menor de 25 (o de 30) que pague por defecto siempre la mitad. (Evidentemente a la entrada tendría que acreditar que en efecto es de esa edad).

Y háganlo en taquilla en plazos normales. Simplemente, apliquen ese descuento siempre, por defecto.

¿Quieren saber porqué no se venden abonos jóvenes? Se ofertan abonos jóvenes en los sitios que sobran. Los empresarios ofertan a mitad de precio lo que saben (por experiencia) que casi siempre es invendible de otra manera.

¡No presuman! ¡No me cuenten que me han hecho una oferta!

Y ténganlo claro, esa oferta no va dirigida a todos los jóvenes. Va dirigida a los jóvenes que querían sentarse en el sitio más barato de la plaza. Una maravillosa virtud de la plaza de Las Ventas es que tiene asientos para todos los bolsillos. Si el descuento solamente se aplica a gradas y andanadas de sol, solamente se beneficiarán de él quienes cumplan estos cinco requisitos:

1. Sean menores de 25 años
2. Sean de bolsillo pequeño.
3. Sean tan aficionados que van a ir a al menos la mitad de las corridas. (sino no compensa)
4. Estén dispuestos a pasar al menos quince días dos horas al sol asfixiante.
5. ¡Se hayan enterado de la oferta!

¡Y por eso no se venden los abonos! ¡Porque no somos tontos!

lunes, 4 de febrero de 2013

La realeza y la familia



España va mal pero podría ir peor.

He encontrado razones para tenerle simpatía a la monarquía en el lugar más insospechado. El secretario de las infantas, Carlos García Revenga, ha sido imputado en el caso Nóos. La Casa Real pidió 24 horas para meditar su decisión y al final decidió no despedir a su empleado.

Los motivos que esgrime son de índole personal. Es una persona de su total confianza, que lleva veinte años en la Casa, que fue profesor de la Infanta Elena ya en su infancia. Cuando Elena necesitó clases particulares a domicilio en el colegio fue a él a quien se llamó. La madrina de uno de sus hijos es la infanta Cristina (¿o es al revés?).

Carlos García Revenga simplemente es como de la familia. Es generalizado en España apoyar a la familia. De hecho, es la red informal de solidaridad entre familia y amigos la que mantiene al país a flote en plena crisis. 

Las infantas, al mantener al secretario en su puesto, no han hecho sino mostrar una de las mayores virtudes de los españoles: apoyar a tu gente, aunque ello te cueste caro. Y eso, mirad por dónde, me parece digno de admiración.

Luego diremos que la realeza no es como el pueblo.