domingo, 4 de marzo de 2012

Padilla, ¿el héroe?

Hoy reaparece Padilla tras la cornada sufrida en la cara en Zaragoza que le ha hecho perder la visión de un ojo. Reaparece en medio de un ambiente de gran expectación, en un cartel de lujo y con todos los medios pendientes de él.

Todo el mundo ensalza la gesta de un torero que, admitámoslo, antes de esto no hubiera entrado en un cartel así. Peligrosa me parece la senda en la que recibir una cornada que le deja a uno desfigurado de por vida suma puntos. 

Culpables somos todos del interés que suscita, pero ¿es esto el toreo? 

Entiendo yo por héroe aquel que realiza una gesta complicada poniéndose en juego a sí mismo en pro de cierto bien común mayor que él. Héctor defendía Troya, David vencía a Goliat. ¿Contra qué lucha Padilla aparte de su propio miedo? 

Lo que los demás llaman heroicidad a mí me parece temeridad. Donde ven un héroe yo veo a un necio.


Él mismo está preparando el terreno para volver por todo lo alto pero, pasado el interés de las primeras corridas, lo que nos va a quedar es un torero que en el mejor de los casos toreará igual que antes, aunque lo más probable, mermados su fuerza y su ánimo es que toree francamente peor que él mismo (ojalá me equivoque). Volver de semejante cornada no debe ser fácil (acordémonos de la última temporada de José Tomás).

Lo que yo me pregunto es ¿para qué exponerse a eso pudiéndo quedarse tranquilamente en casa? Dicen que los toreros están hechos de otra pasta: este está hecho de la pasta de la insensatez.

3 comentarios:

  1. el #HéroePadilla nos ha dado una lección difícil de olvidar. Una lección de torería, pero sobretodo de lucha y afán por aquello que uno ama.

    Nos ha demostrado que todo es posible, si uno ama, lucha y cree en aquello que quiere conseguir.

    Esta tarde un grito nos unirá a todos los taurinos en Twitter y por ende en cada rincón de internet: #HéroePadilla

    ResponderEliminar
  2. Carmelo Enguid Luna5/3/12 17:52

    No estoy de acuerdo Itziar en lo que escribes. Un necio dices....bufff. Para mi es un tío que ama su profesión como a si mismo, que no entiende la vida sin torear, que el toreo mismo es su vida, que el hecho de volver a vestirse de luces le vuelve a recobrar la "vida perdida".

    Es una manera de entender la vida díficil de entender en un mundo demasiado superficial donde lo que se estila es llevarselo todo calentito y sin ningún esfuerzo. Mundo demasiado banal y frívolo....

    Que lo de la cogida le haya servido para entrar en los mejores carteles puede ser injusto pero más injusto hubiera sido olvidarse de él me parece a mí.

    Y lo de ¿cómo va a volver a torear después de la cogida Juanjo? Pues eso sólo lo sabe el destino o Dios (si es que existen algunos de los dos).
    Los grandes maestros artistas cuando han tenido un problema ya sea físico o psicológico lo han sabido transformar en una mayor sensibilidad para realizar su trabajo. Cabe recordar a Goya, Van Gogh, Beethoven, Belmonte, Paula, Morante.....Es el duende negro que echaban afuera como queriendo quitarse o disfrazar los fantasmas internos.....

    Es mi humilde opinión Itziar. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por el comentario, Carmelo, es un honor. Es verdad que las grandes obras suelen surgir en tiempos de crisis, ojalá tengas razón y sea este el caso, será que soy una pesimista. Saludos.

    ResponderEliminar